¿…y después de recordar y festejar Don Bosco?

Don Bosco quería ver sus jóvenes como ciudadanos activos, responsables de ellos mismos  y de los otros, de sus vidas y de la sociedad en la que viven… Y ¿hoy?

Los proyectos presentados y lanzados por esa “red Don Bosco” que es la “Familia Salesiana”, quieren dar una respuesta nueva a los desafíos educativos de los jóvenes y de la sociedad de hoy.

Tras las huellas de Don Bosco, y con gran entusiasmo, son muchos los jóvenes de las diferentes presencias salesianas, a lo largo y ancho del mundo, que responden a estas llamadas, proponiendo ellos mismos proyectos en los que se comparten los valores de una ciudadanía que quiere ser universal: respeto al otro siempre y a pesar de todo, la creatividad por mejorar la vida de cada uno y de todos, el saber vivir juntos respetando las normas que facilitan la convivencia, el combate por la dignidad de cada una de las personas, la solidaridad…

El movimiento salesiano de « Jóvenes y Desarrollo » quiere también ser una respuesta concreta a los desafíos que presenta el hoy de un mundo globalizado, permitiendo a jóvenes adultos de compartir tiempo, vida, en el servicio a los más necesitados y de abrir sus miradas y sus corazones sobre nuevos horizontes.

En fin, el Movimiento Juvenil Salesiano que agrupa centenares de jóvenes animadores formados según el espíritu de Juan Bosco, colabora también en la respuesta a los desafíos educativos de nuestro tiempo en los diferentes ambientes y situaciones en los que viven los jóvenes…