Declaración del Presidente de Italia con motivo del 130º aniversario de la muerte de Don Bosco

Declaración del Presidente Mattarella con ocasión del 130° aniversario de la muerte de Juan Bosco 31/01/2018

“Hoy se cumple el 130° aniversario de la muerte de Juan Bosco, sacerdote fundador de los Salesianos y de las Hijas de Maria Auxiliadora. Educador que la sociedad italiana ha sabido reconocer y apreciar por su atención a los jóvenes, por su pasión y por su empeño en ayudar a muchas personas en condiciones de envilecedora pobreza y marginación.

Sus humildes orígenes han sido, en la vida de Don Bosco, una raíz de la que él ha sabido alimentar permanente la orientación y el sentido de su vida y de su acción. Su inteligencia, sus dotes de sociabilidad, sus grandes capacidades organizativas, inspiradas en el testimonio evangélico, han sido dirigidas a la realización de obras que han alcanzado un gran número de jóvenes, de muchachos, de niños trabajadores ofreciéndoles espacios preciosos de acogida, instrucción, formación, de solidaridad, de crecimiento individual y comunitario. Don Bosco supo hacer propia la cuestión social de su tiempo y construir espacios creativos de ciudadanía.

En muchas partes de Italia y del mundo, la huella de Don Bosco, y de las congregaciones fundadas por él, sigue todavía viva. Muchos italianos deben a los Salesianos de Don Bosco parte de su cultura, de su formación como ciudadanos. La continuidad de las obras de Don Bosco representa una contribución a la cohesión y al progreso social, valores que enriquecen un País y ayudan a toda la comunidad social a afrontar los nuevos desafíos de los tiempos nuevos.”

Roma, el 31 de enero de 2018