Noticias Ed. Infantil 2º Ciclo

9 días para la fiesta de D. Bosco: Laura Vicuña

Laura Vicuña nació el 5 de abril de 1891 en Santiago de Chile. Es la primogénita del matrimonio de José Vicuña y Mercedes del Pino. Poco después de nacer la segunda hija, Julia, muere su padre quedando la familia en la indigencia.

Mercedes emigra con otros chilenos a la Argentina buscando trabajo y huyendo de la persecución política por ser familia de José Vicuña. Así llega a Neuquén en 1899, y, finalmente, a la estancia del Quilquihué de Junín de los Andes, donde trabaja como dependiente y donde comienza a convivir con Manuel Mora (el dueño de la misma). Laura y Julia ingresan al colegio María Auxiliadora de Junín de los Andes.

En sus segundas vacaciones al volver a la estancia, ya adolescente, Manuel Mora trata de abordarla y es rechazado. Durante una fiesta la invita a bailar y al ser nuevamente rechazado la arrastra fuera de la casa y debe dormir a la intemperie. Mora decide no pagar más la cuota de la escuela, para acorralarla y se tenga que quedar en la hacienda, pero las Salesianas la reciben gratuitamente. Laura decide ofrecer su vida por la conversión de su madre.

Al poco tiempo sobreviene una inundación en el colegio en un crudo invierno, Laura enferma. La madre se la lleva a su casa pero no se recupera. Entonces decide regresar a Junín. Mora furioso por haber perdido a Mercedes y ser rechazado por Laura le propina una feroz paliza a la joven. Viendo próxima su muerte Laura le dice a su madre que había ofrecido su vida por ella: “mamá, la muerte está cerca, yo misma se la he pedido a Jesús. Le he ofrecido mi vida por ti, para que regreses a El ” y le pide que abandone a Mora y se convierta. Ella le promete cumplir su deseo. Laura muere un 22 de enero de 1904, sin cumplir los 13 años. Sus restos desde 1956 están en el Colegio María Auxiliadora de Bahía Blanca (Argentina).

S. Juan Pablo II la declaró beata en 1988, en el lugar del nacimiento de S. Juan Bosco, en la Colina de las Bienaventuranzas juveniles, en Ibecchi (Castelnuovo Don Bosco).

Para saber más: Laura Vicuña Beata Laura Vicuña

Campaña Vocacional 2018: “La Felicidad empieza por Fe”

Campaña Vocacional 2018: “La Felicidad empieza por Fe”
Por: Manuel Serrano / 11/01/2018

Una de las citas habituales en estas fechas es la campaña vocacional, con la que los salesianos pretenden invitar a los jóvenes a reflexionar sobre el sentido de su vida y su vocación, ya sea al matrimonio, a la vida consagrada o al sacerdocio.

La Familia Salesiana se prepara en este mes para la celebración del día de su fundador, San Juan Bosco, el próximo 31 de enero. Mediante actividades religiosas, deportivas y culturales, las casas salesianas promueven la figura del santo de los jóvenes.

La Inspectoría Santiago el Mayor, con sede en Madrid, ha presentado la campaña vocacional 2018, con el lema ‘La felicidad empieza por Fe’. La idea surge del lema pastoral del año, ‘El sabor de la felicidad’. “Más allá del juego de palabras, el objetivo de la campaña es recordar a todos los creyentes que la fe no es una carga o una losa que soportar en la vida, sino un regalo que, asumido en la propia vocación, puede llenar de felicidad la vida entera”, explica Xabier Camino, coordinador inspectorial de Animación Vocacional.

La delegación de Animación Vocacional de la Inspectoría ha preparado una serie de recursos para que las casas salesianas puedan difundir la campaña en sus respectivos ambientes: colegios, centros juveniles, plataformas sociales, etc. En la web SerSalesiano.com se ofrecen materiales para tutorías, oraciones, celebraciones, convivencias… Son diferentes oportunidades para acercar a los niños y los jóvenes hacia la cuestión existencial de su vocación.

La campaña también dispone de materiales para la formación de las personas que forman parte de la comunidad educativa de las casas. Como afirma Camino, “crear una auténtica cultura vocacional nos exige a todos, salesianos y seglares, favorecer y cuidar un ambiente evangelizador permanente en nuestras Obras, de modo que cada joven tenga la posibilidad de desarrollar con naturalidad su propia vocación, como parte inherente de la vida del creyente y, por ello, de su progresiva maduración en la fe”.

Un camino para cada uno

El coordinador de Animación Vocacional recuerda que “la vocación es un regalo personal que Dios nos hace a todos”. No se trata de “un privilegio para unos elegidos, sino que todos estamos llamados a ser felices, descubriendo y viviendo el sueño que Dios tiene para cada uno de nosotros, sus hijos”. No obstante, aclara, “la vocación es también una responsabilidad que nos exige cuidar nuestra vida de fe, intensificar nuestros momentos de oración, cultivar la celebración de los sacramentos, afianzar nuestro compromiso apostólico por los demás…”.

En el se muestra cómo la fe es el primer paso para emprender el camino de la vocación en la vida y alcanzar la felicidad. Un camino marcado por la compañía, la generosidad, la lealtad, el sacrificio, la paciencia, el amor… La campaña transmite que una respuesta generosa a la vocación conduce a la felicidad, por lo que resulta fundamental plantearse qué quiere Dios de cada uno. El vídeo concluye con una pregunta que anima al joven a pensar sobre esta cuestión: “¿Cuál es tu camino?”.

360 kilos de alimentos para Sierra Leona

Os informamos que hemos recogido 360 kilos para la campaña solidaria “Alimentos para Sierra Leona”.

Ayer se llevaron los alimentos de los dos colegios salesianos de Logroño a Pamplona y, después de ser cargados en un contenedor, son transportados en camión hasta Bilbao y en barco hasta Sierra Leona.

Os agradecemos vuestra colaboración en esta campaña solidaria.

Aguinaldo del Rector Mayor para el 2018

LEMA: Señor, dame esa agua”  (Jn 4,15)

CULTIVEMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR

Mis queridos hermanos y hermanas de la Familia Salesiana en el mundo:

Como es tradición, al final del año presento el Aguinaldo a nuestras hermanas, las Hijas de María Auxiliadora, y desde ese día quiere ser un don para toda nuestra Familia, doquiera nos encontremos. Se pretende ayudar a tener un mismo corazón y una misma mirada como mensaje que acompañe tantas iniciativas en todos nuestras Instituciones y en la misión que cada cual llevamos a cabo en este hermoso árbol carismático que es la Familia Salesiana.

El tema elegido para el año 2018 tiene continuidad con el del año anterior y es introducción de un gran acontecimiento eclesial que ya se está preparando: la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que el Papa Francisco ha convocado con el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Un lema y un tema que toca de lleno lo más esencial de nuestro carisma y que prepararemos de la mejor manera posible sensibilizándonos nosotros mismos y haciendo partícipes a muchos laicos y jóvenes de la importancia de este hecho en la vida eclesial. “Con este Sínodo, en palabras del Papa Francisco, la Iglesia ha decidido interrogarse sobre cómo acompañar a los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también pedir a los mismos jóvenes que la ayuden a identificar las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia”[1].

El Aguinaldo que este año les ofrezco pretende, justamente, ayudar a esto en todas nuestras presencias, como Familia.

El lema elegido, que es sencillo y muy directo, contiene dos elementos de vital importancia para nuestro mundo de hoy: la escucha y el acompañamiento personal. Se lo ofrezco siguiendo un hermosísimo texto evangélico que nos iluminará y dará pie a variadas reflexiones; es el encuentro de Jesús con la mujer samaritana, en el que, desde la diversidad de género y de etnia, además del antagonismo religioso, llega al encuentro más profundo con la otra persona, hasta el punto de cambiar su vida.

Les invito a acogerlo con la buena disposición de cada año y a aprovechar lo que les pueda ser más adecuado para su situación pastoral, la que cada uno de nosotros vive en los diversos contextos culturales en los que nos encontramos.

Por mi parte puedo decirles que, en los cientos de encuentros que he tenido en estos ya casi cuatro años con jóvenes de los cinco continentes, he llegado a la certeza de que las presencias de las casas de nuestra Familia Salesiana están llenas de miles y miles de jóvenes buenos, abiertos a la vida, con el deseo de formarse, de aprender, jóvenes en búsqueda. Muchos de ellos, con un gran corazón generoso, que desean servir a los demás, hacer algo por los otros, ayudar, donarse.

Jóvenes que nos piden ayuda para seguir creciendo y madurando su fe. Otros que no lo piden, pero que tienen una gran necesidad de encuentro personal y de escucha. Son muchos los que estarían bien dispuestos a hacer un camino personal y comunitario de discernimiento y acompañamiento.

Y me digo, ¿a qué esperamos? ¿Por qué no decidirnos a estar mucho más disponibles para acompañar a todos nuestros jóvenes en lo más importante de sus vidas? ¿Qué nos frena? ¿Por qué “ocuparnos” o “entretenernos” en otras cosas si esta es una verdadera prioridad educativa y de evangelización?

Daremos pasos mucho más significativos, mis queridos hermanos y hermanas, el día en que nos convenzamos totalmente de que más importante que lo que hacemos es lo que somos y quiénes somos; más importante que ofrecer cosas y actividades a los adolescentes y jóvenes, y a sus familias, es ofrecerles nuestra presencia, escucha y diálogo. Eso sí deja ‘huellas de vida’ para siempre. Y esto con los jóvenes y con las familias.

Lo que les acabo de decir es la verdadera y profunda motivación de la elección del Aguinaldo de este año.

[1]     Francisco, Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Documento Preparatorio de la XVI Asamblea General del Sínodo de los Obispos, en la revista Forum.com, enero de 2017, pág. 7.

Aguinaldo_2018

Nuestros hijos: internet, móviles y tabletas

El miércoles 17 de enero de 2018, a las 19.00 en el salón de actos del IES Hermanos D’Elhuyar, tendrá lugar una conferencia dirigida a padres (e hijos), educadores (y alumnos) sobre los problemas -y soluciones- que el uso del internet, de los móviles y tabletas pueden causar en las vidas de nuestros hijos/alumnos, en nuestras vidas de padres o educadores. El Ponente es D. Guillermo Cánovas, director de EducaLike.

Nuestros hijos, internet, móviles y tabletas_problemas y soluciones.

Festival de Navidad

Para poner un buen y navideño final al trimestre, en esta semana llena de acontecimientos, varios actos  han tenido lugar en nuestro Cole.

Festival de Villancicos para los padres,  de guardería, E Infantil y E. Primaria; visita de los Reyes Magos que han ido dejando regalos por las clases, cine navideño y chocolatada .

Así se pone punto y final al año 2017.

Os deseamos unas Felices Fiestas y un inmejorable año 2018.

Salesianos Domingo Savio colabora en la 5ª Gran recogida de alimentos el viernes 1 de Diciembre

El viernes 1 de diciembre 50 alumnos de 3º y 4º de ESO, acompañados de profesores del colegio, participarán como voluntarios en la 5ª Gran recogida de alimentos, organizada por el Banco de Alimentos de La Rioja.

Colaborarán en el supermercado Maxi Dia (Calle Clavijo, 63).

¡Os animamos a visitarles y a colaborar!

El profesor, el maestro: el educador

Hoy me han mandado esta conversación de un padre con su hijo. Me ha encantado y la quiero compartir con vosotros.

“Hoy he tenido que hacerle un justificante a mi hijo para su maestro del Instituto, ya que ha faltado a clase porque había ido al médico.

Evidentemente, lo he redactado correctamente, dirigiéndome a él de usted e iniciando el escrito con un ‘Estimado Sr. Profesor’.

Cuando mi hijo lo ha leído se ha quedado pasmado y me ha preguntado por qué escribía un simple justificante con tanta corrección, ya que solamente era para el profe.

Y ha añadido: ‘Ni que fuera el presidente del gobierno’.

Y le he respondido lo siguiente:

Querido hijo, posiblemente, un maestro es una de las pocas personas en este mundo a las que debes más respeto, ya que de él depende mucho que en el futuro seas una persona educada y con conocimientos.

De él dependen, también, los presidentes de gobierno y cualquier otra profesión.

Por sus clases han pasado todas las personas que nos encontramos en nuestra vida.

Presidente de gobierno puede ser cualquiera, como puedes ver en los últimos tiempos.

Maestros sólo pueden ser unos pocos; únicamente los dispuestos a llevar una vida de entrega y esfuerzo, generosidad, inculcando valores y conocimientos al bien más preciado de un padre: sus hijos.

Todos los días cedo mi puesto al maestro, durante una gran parte del día, para que colabore en tu educación, pero JAMÁS permitiría que un presidente del gobierno lo hiciera.

Por eso le demuestro respeto y afecto.

Si este justificante fuera para un presidente de gobierno, posiblemente ni siquiera lo escribiría, porque a un presidente de gobierno, a cualquier presidente de cualquier gobierno, le importa poco tu educación.

Me ha mirado sonriendo, y me ha dicho ‘tienes razón’.”

Campaña solidaria “Alimentos para Sierra Leona”

Don Bosco Fambul – PDO Antenna Office Sierra Leone

Don Bosco Fambul – 37, Fort Street – Freetown (Sierra Leone)

FREETOWN FLOODING – LANDLIDES CRISIS INTERVENTION

August 2017

Queridos amigos:

Desde Sierra Leona os podemos contar que los chicos y madres están acompañados las 24 horas del día. El gobierno nos ha pedido cuidar de 300 chicos y madres por un período de dos meses hasta encontrar una solución para los que lo han perdido todo. La situación es realmente caótica.

Algunos grupos gubernamentales se han ofrecido para apoyar a las víctimas de las inundaciones (hemos recibido colchones y mantas).

Lo más urgente es la higiene y la sanidad. Se han tomado medidas para evitar transmitir enfermedades como el cólera o el tifus. Necesitamos medicinas, alimentos, ropa…

Hemos preparado un plan en el que lo más urgente son los alimentos, la ropa, las medicinas, el apoyo psicológico, y la dinamización de actividades educativas y de recreo…

Estamos también en proceso de búsqueda de parientes de los chicos que quieran recoger a los que, desde las inundaciones, son huérfanos de padre y madre.

Después de esto planeamos dar salida a las familias con libros, material de clase, algo de comida, ropa según necesidades familiares, etc.

Contamos con vuestra colaboración, a través de la Campaña “Alimentos para África” que estáis organizando en España. Todo alimento no perecedero será recibido aquí en Sierra Leona como un tesoro.

Los alimentos especialmente preferentes y urgentes para nosotros son la leche (también polvo, se conserva mejor) y aquellos alimentos ricos en proteínas, como las lentejas, los garbanzos, las alubias… Todo esto es muy bueno y le gusta a los chavales que están acogidos en la casa, además es muy rico desde el punto de vista proteico (y esto es muy importante, ya que aquí no se come carne y muy poco pescado, aunque estamos tan cerca del mar). Las sardinas o el atún en lata también son muy apreciados.

¡Muchas gracias por todo! Un cordial saludo desde esta tierra tan castigada, pero tan llena de esperanza y de futuro.

¡Contamos con vosotros!

Jorge Crisafulli, SDB

Responsable del Don Bosco Fambul

Trabajo, trabajo, trabajo

Trabajo, trabajo, trabajo
Por: Pablo Gómez (salesianos.edu)

Artículo de opinión del salesiano Pablo Gómez publicado en el blog Salesianos Pastoral Juvenil.

En el mes de septiembre del año 1885, Don Bosco tuvo un sueño. Soñó que viajaba hacia Castelnuovo, y por el camino se le acercaba un venerable anciano que le decía: “¡Trabajo, trabajo, trabajo!” (cfr MB 17, 331).
Desde entonces, ese lema ha quedado grabado a fuego en generaciones y generaciones de salesianos y educadores, que han hecho del trabajo su bandera, su objetivo, su justificación y su sentido. Si por algo se ha distinguido la familia salesiana ha sido por su actividad incansable, siguiendo el ejemplo de Don Bosco.
Y en ocasiones se ha abusado de eso, y el trabajo ha desembocado en un activismo irrefrenable, en un ansia de hacer cosas y más cosas, y en una visión del mundo que juzga a las personas según su nivel de actividad.
Esto nos ha llevado, sin lugar a dudas, a muchos problemas, mostrándonos muy exigentes con los que pueden trabajar menos, o sintiéndonos muy desubicados cuando por edad, salud o cualquier condicionante, no se puede trabajar como se querría.
Creo que habría que reorientar ese dicho en nuestro momento actual, recogiendo elementos que hoy en día nos dan una perspectiva nueva.
Trabajo: es una suerte trabajar. Es la aspiración de muchos y muchas jóvenes que están deseando incorporarse al mundo laboral. Y desgraciadamente, muchos no lo consiguen. Muchos se conformarían con cualquier trabajo, lo que fuese: contratos muy reducidos con muchas horas extras no pagadas, condiciones de trabajo insuficientes, inestabilidad, inseguridad, precariedad… y, aun así, no lo consiguen.
Un joven conocido me comentaba su experiencia, en una empresa de limpiezas.: “Yo no soy un limpiacristales que los fines de semana se va a la montaña: soy un montañero que trabaja limpiando cristales para tener un sueldo”.
Trabajo: todavía es una suerte mayor poder trabajar en lo que verdaderamente te gusta, poder sentir que el trabajo que llevas a cabo es mucho más que un medio de ganarse la vida. Un trabajo que te hace crecer, que saca lo mejor de ti, que te reta y te gratifica. Un trabajo en el que ayudas a crecer a las personas, en el que ayudas a construir un mundo mejor.
Un profesor dejó su trabajo para incorporarse en una importante empresa informática, en un puesto de responsabilidad, pero me comentaba: “En el fondo, yo arreglo máquinas. Echo de menos ser significativo en la vida de personas”.
Trabajo: el colmo de la suerte es poder compartir la misión con tanta gente ilusionada y comprometida, implicada mucho más allá de lo que se considera estrictamente laboral, que creen en su trabajo y ponen su granito de arena en la construcción de un proyecto de persona y de sociedad.
Y así, sí: Trabajo (digno para todos), trabajo (significativo y gratificante), trabajo (compartido en comunidad). Un trabajo que nos hace sentirnos colaboradores de la obra creadora de Dios, y herederos de la tradición salesiana. ¡Qué suerte trabajar así!